· Fisioterapia deportiva (roturas musculares, esquinces, sobrecargas musculares, desequilibrios musculares y articulares, tendinitis, periostitis).

· EPI.

· Punción seca.

· Fisioterapia traumatológica (fracturas, intervenciones quirúrgicas, luxaciones ).

· Fisioterapia neurológica (hemiplejias, neuropatías…).

· Fisioterapia reumatológica (artrosis, artritis…).

· Readaptación al deporte o actividades de la vida diaria tras lesión o intervención quirúrgica, dirigidos por fisioterapeutas y licenciados.