El suelo pélvico es una parte fundamental dentro del estado de salud de una persona. No solo en las mujeres que dan a luz, realmente cualquier mujer puede necesitar rehabilitar su suelo pélvico por otras causas (menopausia, deportes de impacto, cirugía pélvica, radioterapia/quimioterapia…) e incluso los hombres tras someterse a cirugía prostática o por cualquier traumatismo o lesión en la zona del periné.

La fisioterapia de suelo pélvico es una disciplina terapéutica que permite evaluar y tratar disfunciones del suelo pélvico y de la esfera sexual que acompañan a la mujer en el embarazo, posparto y la menopausia y al hombre después de la cirugía de próstata.

¿Cuándo es necesario acudir a un fisioterapeuta especializado en suelo pélvico?

  • Durante el embarazo como prevención para una correcta preparación física al parto.
  • Después de dar a luz (independientemente del parto que hayas tenido, pero si ha sido especialmente traumático, con instrumental, te han dado puntos o ha sido una cesárea).
  • Tras una histerectomía.
  • Cualquier cirugía en la zona de la pelvis.
  • Incontinencia urinaria, fecal o de gases.
  • Dolor en la zona del periné (síndrome miofascial, dolor pélvico crónico, afectaciones del nervio pudendo, vulvodinias…).
  • Cirugía prostática.
  • Disfunción sexual (dispareunia, vaginismo).
  • Dificultades para quedarte embarazada sin que haya una causa orgánica que lo justifique.

Durante el embarazo tenemos es muy importante realizar una correcta preparación física al parto para vivir esta etapa de la forma mas saludable posible, llegar al parto en las mejores condiciones y recuperarnos lo antes posible. Por eso, tenemos un programa diseñado para ti y tus necesidades. No dudes en consultarnos sobre el.

En el postparto aconsejamos acudir a un fisioterapeuta especializado en suelo pélvico a partir de la sexta semana después de dar a luz, independientemente del tipo de parto que hayas tenido, para valorar como está la musculatura perineal y abdominal.  De ese modo podemos enseñarte como recuperarte de una forma correcta debido a que estas estructuras quedan debilitadas tras el embarazo y el parto. Si no realizas una correcta recuperación, la vuelta a la actividad deportiva o simplemente las presiones a las que se ve sometido el suelo pélvico en el dia a dia,  pueden dar lugar a  problemas como la incontinencia urinaria, prolapsos o disfunciones sexuales.

Uno de los principales motivos de consulta en la unidad de suelo pélvico es la incontinencia urinaria (de esfuerzo, de urgencia o mixta) y los prolapsos (vejiga, utero, recto…). Desde la fisioterapia ofrecemos la posibilidad de recuperarse mediante la realización de ejercicios abdominoperineales, trabajo con el biofeedback, corrientes de electroestimulación, técnicas comportamentales y terapia manual específica para cada patología. Es muy importante valorar individualmente cada caso para determinar las causas de esas pérdidas y así adaptar el tratamiento a cada persona.

Uno de los grandes desconocidos entre las patologías de suelo pélvico es el DPC y el síndrome miofascial, afectaciones que vienen derivadas por cuadros clínicos mas complejos en los que influyen diferentes factores que hay que analizar y detectar en la valoración del paciente para así enfocar el tratamiento de la forma mas adecuada posible.

En nuestra unidad de suelo pélvico también atendemos hombres. Tras la cirugía de próstata muchas veces quedan secuelas por afectación de la musculatura perineal que es necesario rehabilitar.

Contamos con profesionales especializados en la fisioterapia obstétrica, urología y ginecología que te ayudaran a recuperarte completamente.