Las bolas chinas. Lo que debes saber…

Las bolas chinas consisten en una o dos bolas pequeñas, con otra bola más pequeña dentro (que provoca vibración) y unidas entre sí, con un pequeño cordel en el extremo.

Con este artículo, pretendemos desmitificar el que las bolas chinas solo se usen siempre como un juguete erótico, colocándolas en la entrada de la vagina, beneficiando la vibración. El objetivo en este caso es el placer o el orgasmo. Y eso está muy bien, pero sin embargo, desde el punto de vista de la FISIOTERAPIA, usamos estas bolas con otro fin, que no es otro que ayudar a tonificar la musculatura del suelo pélvico. Esto tiene relación, en parte, con el orgasmo ya que este no deja de ser un conjunto de contracciones rápidas de la musculatura del suelo pélvico, por lo tanto, cuanto más tónica tengamos la musculatura, más intensos se sentirán los orgasmos.

Antes de continuar, debemos de aclarar dos conceptos básicos en fisioterapia: tono y fuerza muscular

  • Fuerza: se trabaja al contraer un músculo voluntariamente. Por ejemplo, hacer pesas para fortalecer tríceps.
  • Tono: es la capacidad que tiene un músculo de contraerse por sí solo y continuamente. Es lo que hacen los músculos del cuello para mantener la cabeza erguida.

Como hemos dicho antes, en fisioterapia las bolas chinas las usaremos para aumentar el tono, ya que la vibración que produce una bola contenida en otra estimula esa contracción involuntaria. Un suelo pélvico tónico es capaz de mantener las vísceras pélvicas en su sitio (evitando los prolapsos) y mantener la continencia, sin que nosotros realicemos una contracción voluntaria del mismo.

¿QUIEN PUEDE USARLAS?

Para poder usar las bolas chinas debemos tener un tono muscular adecuado en nuestro suelo pélvico, esto solo puede ser valorado por un fisioterapeuta experto en la materia.

Si una mujer tiene una hipotonía (poco tono) de su musculatura y comienza a usar las bolas chinas, seguramente se le caerán y su situación empeorará.

¿COMO PONERLAS?

La postura para colocarlas es indiferente, se recomienda ponerlas con las rodillas y caderas flexionadas. Se deberían colocar como un tampón, al final de la vagina.

Nunca debe doler el introducir una bola china, si duele, puede ser que sea demasiado grande o que los músculos del suelo pélvico estén hipertónicos, con demasiada tensión muscular. Por ello, siempre su uso debe ser supervisado por un fisioterapeuta.

¿CUANTO DEBO LLEVARLAS PUESTAS?

Lo ideal es empezar por 10 minutos al día e ir aumentando el tiempo. No se recomienda tener puestas las bolas chinas más de tres horas al día, el exceso de contracción puede aumentar demasiado el tono.

¿SON EFECTIVAS?

Usándolas de forma correcta, es decir buscando la bola china adecuada a cada mujer y durante el tiempo correspondiente, los resultados son muy satisfactorios.

No existe una marca mejor que otra, depende del estado del suelo pélvico de cada mujer. Su fisioterapeuta le recomendará la más adecuada para su caso.

¿Tienes más dudas? Llámanos y pide cita en nuestra consulta: 958 52 33 22

Artículo de Judit Sánchez

“Tu Cuerpo… en las mejores manos”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *