clock

9:00-13:00/16:00-20:00

location

C. Águila, 23, 18002 Granada

call

+34 958 52 33 22

Trucos para reducir el impacto sobre tu suelo pélvico al correr

Pasó diciembre y casi enero, fechas en la que que en mayor o menor medida, todos hemos cogido algún «kilillo» de más, creemos que este artículo puede ser de vuestro interés. Está publicado por «En suelo firme», lo introducimos de forma breve y les facilitamos el enlace del artículo completo en la página de los creadores del mismo.

Cada vez se ven más y más mujeres de todas las edades que corren por nuestras calles y nuestros parques, sobre todo ahora, cuando el tiempo y las temperaturas comienzan a ser más agradables.

Y es que el running está más de moda que nunca entre las mujeres

En todas las revistas se nos informa de lo fácil y económico que resulta ponerse unas zapatillas, ropa cómoda y salir a correr en cualquier momento o lugar para beneficiarnos de todos los efectos positivos de la práctica del deporte.

Casi siempre esta información, viene acompañada por multitud de consejos sobre los estiramientos y otros ejercicios y técnicas necesarios para mejorar nuestros tiempos y el rendimiento en la carrera.

De hecho, todos conocemos el riesgo de lesión que sufre cualquier corredor o corredora que antes y después de su entrenamiento no realiza con regularidad la típica serie de estiramientos y movilización de sus músculos y articulaciones.

Fisioterapia GranadaSin embargo, es muy escasa, por no decir prácticamente inexistente, la información que encontramos en los medios y revistas de moda sobre la importantísima necesidad de complementar la práctica del running con el fortalecimiento de los músculos del suelo pélvico para evitar el riesgo de acabar sufriendo incontinencia urinaria, cistocele o un prolapso uterino.

Y es que si hay algo que sé por propia experiencia es que antes de calzarte tus deportivas y salir a correr debes asegurarte de que tu suelo pélvico va a poder resistir el impacto que cada zancada le va a transferir.

Porque al correr no sólo sufren tus rodillas, tus tobillos o tus caderas, sufre también tu suelo pélvico, que es donde se apoyan todas las vísceras de tu cavidad abdominal, cuando al efecto de la gravedad se le une el efecto del salto repetido que efectuamos con cada paso que damos al correr.

Si además tienes sobrepeso, como era mi caso y como lo es el de la mayoría de mujeres que acaban de dar a luz y que, tal como hice yo, se animan a intentar recuperarse del embarazo practicando running, el impacto se verá multiplicado exponencialmente al tener que soportar también esos kilos de más.

El running debilita los músculos del suelo pélvico…

El running es un ejercicio de alto impacto que provoca una hiperpresión, es decir, una presión muy elevada, en primer lugar sobre el suelo pélvico y luego hacia abajo de nuestras articulaciones inferiores hasta el suelo, todas y cada una de las veces que nuestro cuerpo “aterriza” contra el suelo con cada zancada que damos sobre una superficie dura.

Este impacto repetido a lo largo de toda la carrera va debilitando gradualmente los músculos y tejidos de nuestro suelo pélvico, que si no se fortalecen con ejercicios específicos pueden acabar debilitados e incapaces de garantizar adecuadamente sus funciones básicas de sostén de las vísceras y de continencia urinaria y fecal, entre otras.

Pincha Aquí para leer artículo completo en la fuente (En suelo firme)

opositor dolor de espalda

La espalda del opositor

Este es un articulo dedicado a todas aquellas personas que están realizando el enorme esfuerzo de preparar unas pruebas de oposición.Son personas con unas condiciones

Leer más »