3 ejercicios para mejorar la circulación

ejercicios para mejorar la circulación
ejercicios para mejorar la circulación

La inactividad deportiva, la vida sedentaria… el trabajar muchas horas en la oficina sentado frente a un ordenador, puede causar graves problemas de salud.

Un de estos problemas es, sin duda, la falta de circulación en las piernas.

Lo ideal para minimizar esta patología, es la actividad física… Bicicleta, andar, salir a correr… practicar deportes como la natación, baloncesto… Pero claro, no siempre tenemos tiempo o, sencillamente, no les gusta el deporte.

Es por ello que les acercamos 3 ejercicios para mejorar la circulación, fáciles y que no requieren prácticamente de esfuerzo, pero sí tendrán beneficios más que notables.

Caminar de puntillas

Esta postura al andar facilita el retorno venoso, ya que las venas se comprimen gracias a la contracción de los gemelos.

También podrán hacer este ejercicio sin necesidad de caminar, únicamente elevando las puntillas de manera reiterada (de 10 a 15 veces), lograrán prácticamente el mismo efecto que si caminaran.

Como variante, o más bien como segunda opción, pueden hacer lo propio pero esta vez con los talones.

No solo ganará la circulación de las piernas en sí, sino que las plantas de los pies también mejorarán en este sentido.

Bicicleta simulada

Ya lo comentábamos arriba, el ciclismo es un deporte que viene genial para poner fin a la problemática de la mala circulación, pero no siempre tenemos ganas, tiempo o bici…

Es por ello que pueden simular el pedaleo de cuando van en «bici». Acostados boca arriba en el suelo, imiten ese pedaleo sin realizar giros de espalda; esta deberá estar bien apoyada al suelo, esterilla, etc.

El nivel lo marca cada uno de ustedes. Obviamente al principio, tanto el número de pedaladas como la intensidad deberá ser menor para que, una vez que se hagan al ejercicio y que lleven días practicándolo, puedan «subir de nivel».

Piernas en alto (y movimiento)

Si pasan mucho tiempo sentados debido a su actividad profesional, les aconsejamos que utilicen esos alzadores para colocar las piernas en alto; en el caso de no tener, podrán sustituirlos por una caja, ladrillo, ect. de entre 20 y 30 centímetros.

Además, si pasan varias horas en el mismo puesto, será recomendable pequeños «break» para andar, aunque sea pocos metros, pero cambiar la postura y activar de nuevo la circulación.

Ir a buscar agua, levantarse y estirar las piernas, salir al balcón… Acciones cotidianas pero que cobran mayor importancia si mejora la salud, en este caso, la circulación.

Como ven, estos tres ejercicios para mejorar la circulación son fáciles de incorporar a su vida cotidiana, y no les supondrán ningún esfuerzo.

¿A qué están esperando?

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *